• El entorno

    Cala d’Or es una de la primeras urbanizaciones turísticas costeras de Mallorca, construida ( en los años 30 del siglo xx) a una cierta distancia de Palma, fue iniciada exclusivamente por la belleza natural de las calas y la costa de la zona. La idea de desarrollar una imagen netamente ibicenca, casas blancas con cubiertas planas, fue del promotor de la urbanización, un ibicenco, que trataba de emular su Ibiza natal, Antonio Costa.

    La disposición natural de las aberturas de sus calas al mar abierto, las protege de la mayoría de los vientos, con lo que los temporales son escasos y tienen poca incidencia en las playas. En la costa SE de Mallorca abundan las calas de entradas angostas y paredes rocosas, con unas playas de arena blanquísima y con unos fondos extraordinariamente ricos. El color de sus aguas es de una belleza indescriptible.

    Hoy Cala d’Or se ha convertido en un enclave cosmopolita, con más de tres mil habitantes permanentes, procedentes de las más diversas regiones de España, de todos los países de Europa, y además de todos los continentes. Todos ellos conforman una mezcla cultural, de costumbres y colores, que enriquece y convierte a Cala d’Or en el paradigma de la Europa, es la demostración práctica que la convivencia de personas de distintas culturas y orígenes es posible.

    Cala d’Or dispone de todo tipo de servicios para garantizar a sus visitantes y a sus habitantes, una vida plácida, relajante y con multitud de ofertas de ocio, deporte, etc. todo ello a apenas 1 hora de Palma, con toda su oferta cultural añadida.

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies